domingo, 12 de junio de 2011

X Men First Class para frikis

Os dejo unos pocos detalles, aderezados con imágenes, de cosas en las que un aficionado y entendido en los comics de X Men se fijará al ver la película. Esos guiños frikis...


 Qué tienen en común Hit Girl (la Chloe Moretz asesina de Kick-Ass) y Magneto? La puntería: cerca del comienzo de Primera generación, el Amo del Magnetismo lanza una moneda contra un retrato de Kevin Bacon, exactamente de la misma forma en la que la amiguita de Aaron Johnson clavaba un shuriken en un dibujo del villano Mark Strong. Matthew Vaughn dirige ambas películas.

Cuando Charles Xavier utiliza por primera vez su máquina detectora de mutantes, entre las figuras que llenan la pantalla se distingue a unos jóvenes Cíclope (James Marsden en la trilogía original) y Tormenta (Halle Berry). Y esa imagen llena de destellos en las cercanías de cierto club, podría ser Dazzler, la mutante brillante y cantante.


Tras descubrir que el futuro Profesor-X está más por Rose Byrne que por ella, y que Bestia (Lucas Till) se fija mucho en las apariencias, la mutante multiforme Mística (Jennifer Lawrence) decide hacer caso a Magneto, quien comenta que su forma original (azul y escamosa) es muy atractiva. ¿Recordáis lo que dice Ian McKellen en X-Men 3: La decisión final cuando Mística pierde sus poderes? Exacto: "Qué lástima: era tan hermosa...".

 Hablando de Mística: cuando Magneto se resiste a sus intentos de llevárselo al río alegando que prefiere esperar a que sea adulta, la impaciente mutante adopta la forma de Rebecca Romijn-Stamos, la actriz que encarnó al personaje en las primeras tres películas.


Tras la batalla final de la película, Mística parece muy interesada en Azazel, el mutante de piel roja encarnado por Jason Flemyng. No está de más recordar que, en los cómics, ambos tienen en común un hijo llamado Rondador Nocturno...

El cameo más estelar de la película es, sin duda, el protagonizado por Hugh Jackman como Lobezno. Pero hay que ser muy, muy fan para darse cuenta de que Xavier y Magneto encuentran al mutante de las garras en Madripur, un país asiático que (como sabemos por los cómics) nuestro querido Logan frecuentó en su juventud. Para completar la impresión, eso sí, debería aparecer con un parche en el ojo..







Durante su primera reunión con la CIA, Charles Xavier se encuentra con William Stryker, el militar que convertirá a Lobezno en un asesino con esqueleto metálico. "Estoy preocupado por su hijo", le dice el patriarca mutante, sin adivinar que el niño de marras acabará convirtiéndose en el Mutante 143, la criatura que manipula la mente de Xavier en X-Men 2. 

Magneto se dirige en varias ocasiones a los otros mutantes como sus “hermanos " Ahora sabemos por qué, ya convertido en supervillano, el Amo del Magnetismo bautizó a su banda como la Hermandad de Mutantes Diabólicos.



 Bestia (Nicholas Hoult), uno de los personajes que más destacan en Primera generación, apareció por primera vez en cines en X-Men 2 (en un brevísimo cameo) y en X-Men 3, película en la que ejercía como asesor mutante del Gobierno de los EE UU. 






Cuando Bestia charla con Mística en su habitación, puede verse una bandeja llena de pastelitos. Se trata de los Twinkies, esos bizcochos con crema que buscaba Woody Harrelson en Bienvenidos a Zombieland: en los cómics, el mutante peludo es muy aficionado a ellos.

El Pájaro Negro, el sufrido avión de los X-Men, aparece en Primera generación en forma de prototipo. Cuando se menciona que proviene de la empresa aeronáutica Lockheed, los fans reconocerán el nombre del dragón que, en las viñetas, sirve como mascota a Kitty Pryde (Ellen Page en X-Men 3).






En pleno arrebato megalómano, Sebastian Shaw (Kevin Bacon) se dirige a sus esbirros proclamando "¡Somos los hijos del átomo!". Hijos del Átomo es el título de una colección de cómics publicada en 1999 sobre los orígenes de los X-Men, y de un juego para máquinas recreativas creado por la compañía Capcom (Street Fighter) en 1994.

A falta de un gimnasio en condiciones para entrenar a sus chicos, el profesor Xavier pasa una buena parte de Primera generación haciéndoselas pasar canutas en distintos rincones de su mansión. Fíjate bien en el búnker donde practica Kaos (Lucas Till) y reconocerás lo que más adelante será la Sala de Peligro.

Para terminar, recordemos dos referencias a la futura calvicie del Profesor-X: la primera, cuando comenta que, para manejar bien al detector de mutantes Cerebro, debería afeitarse la cabeza. La segunda, cuando (en pleno bajón final) se dirige a Rose Byrne comentando: "Creo que estoy empezando a perder pelo".

VARIOS CONCEPT ART DE LA PELÍCULA














 UN PAR DE VERSIONES RETRO DE MAGNETO

 LA VERSIÓN DEL POSTER DE LOS LEGO

No hay comentarios:

Publicar un comentario