domingo, 13 de febrero de 2011

Angel Siseñor (1)


En estos dos ejemplos comparte página con entrevistas ficticias y otra tira de Conti.
Ángel Siseñor fué creada por Manuel Vázquez en 1953 para el DDT.Pertecene al grupo de historietas de tamaño cuartilla que Bruguera emparejaba en sus revistas cuando la estructura del gag principal era demasiado breve para ser desarrollado en una página entera.Esta serie en principio muy limitada por la propia condición del personaje, se convirtió en la más longeva de esta revista con esta estructura, prolongando su aparición durante más de diez años, y siendo objeto de republicación en otras revistas de la misma editorial durante casi 20 años más (aunque esto era norma habitual con todas las "posesiones" brugueriles. Gracias a esta manía, las generaciones posteriores disfrutamos de estas "reediciones".
Ángel es un individuo sencillo medio de unos 20-30 años, suele vestir de negro con camisa blanca y una pajarita también negra. De carácter sumiso y complaciente, siempre contesta educadamente "Sí, señor" a todas las peticiones que recibe, por inverosímiles que parezcan. Ángel es incapaz de negarse a nada (ni tampoco de pronunciar ninguna otra palabra) de manera que todos a su alrededor se aprovechan de él.


Se siguió utilizando por parte de Bruguera años después, como todas. en este caso, cundo fué comprada junto a sus activos por el Grupo Zeta, creando Ediciones B.
Ángel Síseñor es una persona servicial en el más puro sentido del término que, no sólo es incapaz de negarse a ayudar al prójimo, sino que está fatalmente obligado a hacerlo porque esa es su naturaleza. Es servicial porque no puede ser otra cosa, literalmente. Sea cual sea la exigencia (que muchas veces incurre en el abuso) Ángel Síseñor se apresta a brindar su auxilio incondicionalmente.
Tiene un aspecto bondadoso y carente de elementos caracterizadores, similar al anterior vázquez Heliodoro, o al Calixto de Peñarroya, o al Casildo de Nadal. Pero su aspecto es lo de menos. Su caracterización es psicológica y representa uno más de los logros de su autor. Difícilmente, con una premisa tan coartante, se podía conseguir tal cantidad de soluciones argumentales.

En color, ediciones modernas.
Posteriormente, su “leit-motiv “ se convierte en el lema de lo inverosímil. Ya no es la respuesta atenta al desaprensivo que busca su ayuda, sino la afirmación de que lo imposible es posible, de que, por disparatada que sea la cuestión, para Ángel Síseñor no hay otra respuesta que “Sí señor”. Es entonces cuando Manuel Vázquez da rienda suelta a sus innumerables recursos imaginativos y traduce en imágenes “reales” los más absurdos sueños o las más improbables situaciones. En algunas ocasiones, Vázquez sucumbe a su afición de visualizar juegos de palabras (la especialidad de un personaje suyo posterior, el inspector O'Jal).


A partir de 1958 el personaje empezó a dar síntomas de cansancio y el autor ideó una manera de continuar sus historias cada vez más exagerada, jugando con las posibilidades gráficas de los bocadillos o llevando al extremo más absurdo sus contestaciones. Asímismo, el personaje empezó a cambiar su actitud con unas salidas cada vez más sorprendentes, que subrayaba con su habitual contestación "Sí, señor". Esta nueva etapa tuvo aún mejor acogida y mantuvo al personaje con vida seis años más.

Algunos sesudos de los que buscan tres pies al gato y pretenden llevarse el mérito por la idea más que el propio creador, dicen que este era un personaje que simbolizaba el sometimiento del pueblo español al régimen franquista.Esto es reducir la grandeza del personaje a nada, el no comprender como un genio puede sacar punta a tanto con tan poco; Ángel es esclavo de sí mismo, de sus limitaciones y su naturaleza, que le impulsan a actuar como le dicta su manera de ser.
¿Y quién no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario