miércoles, 21 de diciembre de 2011

Como es Navidad, el Miajilla os la desea al bruguérico modo. Años 50 y 60.

... y es que si el Otoño Brugueriano fué parco y costó encontrar ejemplos, lo de la Navidad vende, y se vende en Navidad. La Editorial Bruguera lo sabía, pues de no saberlo no hubieran pasado del nº 1 de Pulgarcito.
Y es con Pulgarcito que comenzamos este repaso navideño. Como es norma en el miajilla, si no se ha hablado del personaje, no se pone nada de el en estos posts, lo que va a suponer que nos dejemos en el tintero mucho ejemplos valiosísimos. Otro año será, que no será por Extras de Navidad y almanaques.
Nos vamos al año 1957, cuando Cifré dibujó esta portada para el Almanaque de Pulgarcito de dicho año, con la consabida reunión familiar. Y en el caso de Bruguera, la familia la componen su pléyade de personajes. Hala, a identificarlos!
En la página 3, unos ripios, ilustrados por Peñarroya, en los que aconsejaban al lectorcete estudiar, trabajar, comer, hacer deporte...Y la ilustración de Peña no tiene desperdicio: Comenzamos con el árbol de Navidad. Aún hoy, en las casas donde se decora con motivo de estas festividades, se menciona el hecho de que el poner un Belén es más español, que eso del arbolito es "extranjero". Extranjero es, aunque ya lleva mucho tiempo entre nosotros, pues el primero se puso en las navidades de 1870 en el Palacio de Alcañices, lugar donde ahora se encuentra el Banco de España, oe iniciativa de la esposa de Don José Isidro de Osorio y Silva-Bazán Duque de Sesto, de Alburquerque, Marqués de los Balbases, una mujer de origen ruso llamada Sofía Troubetzkoy.
En torno al árbol, y recibiendo a 1957 que llega en Vespa, hay unos niños. Con balón y tirachinas ellos y una niña que porta una muñeca...Debajo tenemos ¡Un niño picando piedra! y a su lado un "estudiante que lleva una hermosa calabaza, sinónimo de suspenso... aunque lo de dar calabazas, que es en general sinónimo de frustras espectativas, se utilizad también en el ámbito amoroso, por lo que eso de que un profesor de calabazas a un alumno suena mas bien raro actualmente, de ahí supongo que su desuso (la expresión, no los suspensos). Seguimos bajamdo en la ilustración con un niño reacio a levantarse (y suponemos que también fué la noche anterior reacio a acostarse), otro disfrutando de un enorme pastel y un tipo leyendo el periódico que recibe un balonazo, y que a mi me deja perplejo, aunque supongo que el balón es representativo de regalo navideño, poruqe si no no tiene esta escena ningún sentido. si que es regalo navideño el cacharro con el que un niño se enfrenta lleno de dudas: El Meccano.Este era un juego de construcción consistente en piezas de diversos tamaños, forma y color construidas en metal con filas de barrenos (agujeros) para sujetarlas a otras piezas por medio de tornillos (Wikipedia). En el año que nos ocupa el juego llevaba 37 aos presente en España, pero el original era de origen británico, así que en nuestro país se fabricaba (en Barcelona) con licencia de fabricación y comercialización, por lo que no era el verdadero. Si os fijais, en los ripios se entrecomilla la palabra. Y esto era debido a que, al no ser una palabra española, no debía confundirse al niño lector con incorrecciones. Finalmente, la mascota de Pulgarcito, con su gorro de lana acabado en borla, su uniforme colegial y sempuñando la espada de madea, da la mano a un 1957 recién nacido pero ya talludito, mientras observa de reojo una pila que tebeos que, sin suda, son ejemplares de la revista que abandera.
Sin mas comentarios, que ya me he pasado con la anterior página, os dejo con El Reporter Tribulete pidiendo el aguinaldo (y siendo una vez mas "pisoteado" por su jefe), y Doña Urraca, con un curioso sentido del espíritu navideño, muy a su estilo.

La de Zipi y Zape es mas bien prenavideña. Sinceramente, no es un guión muy inspirado, pero el dibujo merece la pena.
Ahora, ración doble de Vázquez. Uno chistes sobre la Lotería, tambien cosa muy navideña, y una historieta de las hermans Gilda que se sienten obligadas a felicitar a sus 2.876.428 admiradores (más el tendero).


Tambien muy navideño es el día de los Santos Inocentes, entre la natividad y el año nuevo, en el que se estila gastar bromas a los llamados inocentes conmemorando el mito de la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén por parte de Herodes, y que en España e Hispanoamérica  es costumbre realizar en esta fecha bromas de toda índole. Pues lo de la matanza, menuda bromita! Y lo del monigote de papel, todo un clásico. Disfrutemos de unos chistes de Cifré con este tema.

Con temas navideños variados, la pléyade de estrellas el Pularcito de 1957, Jorge, Escobar, Conti, Vázquez, cifré y Peñarroya, nos alegran las fiestas con chistes para dar y tomar:
De alegato pseudofeminista, o de lo buen hombre que es Don Pío, podemos calificar la siguiente historieta navideña, que acabaría mal debido a la metedura de pata del cabeza de familia sino fuera por una intervención final de carácter divino, o mejor dicho, peñarróyico.
Ahora es Jorge quien despide al año 1956 para dar la bienvenida a 1957. Año nuevo, vida nueva, dice el dicho y valga la perogrullada, pero al final, la vidacontinúa de la misma manera, pues no entiende e años, que es una convención artificial que representa el tiempo que tarde la Tierra en trasladarse alrededor sel Sol y bla, bla, bla...

Y Peñarroya con una ración de chistes para la noche de reyes, o más bien el día, que es cuando se descubre el pastel, que cierra oficialmente la temporada navideña.

Aunque quien cerraba aquel Almanaque de Pulgarcito de 1957 (publicado en 1956, que todo hay que decirlo) era el Doctor Cataplasma, con la señora millonetis haciéndose invitar a cenar (estos ricos, que todo lo tienen porque nada pagan al final, por eso serán ricos). Panchita que todo se lo toma al pie de la letra.


Cambiamos de década y de revista. En esta ocasión es el DDT el que nos ofrece su almanaque para 1964 con una bonita portada Peñarróyica.


En su interior, es la incipiente estrella, Francisco Ibáñez, uien nos desea felices pascuas por medio del Botones Sacarino y una selección de los personajes de la revista en aquel año (1963, si, que todo hay que decirlo). Aparte del juego de identificar a los personajes, observad ya el estilo influenciado por la escuela franco belga (y con Sacarino de por medio, para que hablar) y la mezcla de orejas en espiral con las evolucionadas... franquinianas. Y es que tanto tiempo caracoleando las orejas es difícil de abandonar, cuando dejas de imitar a un maestro para pasar a otro. Lo importante es acabar teniendo un estilo propio e Ibáñez cabó consiguiéndolo. Para trabajador, Don Paco.
Para estilo propio el de Segura, tanto en el humor como en el dibujo, y es que este humilde escribano miajilístico siempre ha sentido una debilidad especial por el de Badalona, que aquí nos ofrece un chiste por mes.

Y ahora es Peñarroya, patrocinador del miajilla en sus inicios, y del que todavía queda mucho por ver, quien nos desea unas felices y chistosas fiestas.


Vázquez y su "políticamente incorrecta" familia Churumbel celebran la Navidad... pues se dirá lo que se quiera, pero no acabo de comprender como se forra el abuelo. Sobre todo porque a un burro no... ah, va a ser eso. Y es que más sabe el abuelo por Churumbel que por abuelo.
Y navideñas son las postales ídem, esas que llaman chrismas y que se lee krismas y además se leen con cariño si vienen de un ser querido. Estas nos llegan remitidas por Conti y Peñarroya, representando a la vieja guardia, y por Ibáñez y Segura, en representación de los nuevos talentos. Por cierto, Ibáñez franquiniano a más no poder.


Pero no nos engañemos. En Navidad, los comerciantes hacen su agosto (no, no he podido evitarlo). Y para darnos a conocer sus mercancías tenemos los cada vez más numerosísimos anuncios, de los que Conti nos ofrece una selección ficticia. Es que Conti fué siempre más chistero que historietista.

Y la hora de las uvas, esa tradición nocheviejística tan española, vista pr Ibáñez. Seguro que más de una situación de la que nos muestra nos resulta familliar. Y eso es parte del humor, reirse de lo cotidiano para que lo cotidiano sea mas llevadero.
Los antepasados de los señores de Alcorcón, Rebóllez y señora, en una estampa navideña dentro de la vida conyugal tipo años 60. La verdad es que la señora Rebóllez está monísima, y es que Segura dibujaba a las señoras como nadie.

Y aunque no tenga nada que ver, he de poner la que es posiblemente la primera historieta de este matrimonio, para que advirtais su evolución gráfica. Como veis, el señor Rebóllez oha ganado cabello y la señora, belleza. A falta de confirmar si apareció en el DDT nº 323, os ofrezco la del 324 del 3 de Agosto de 1957 (con los cinco grandes en el Tio Vivo de la competencia), de momento la primera aparición oficial de estos personajes.

Francisco Ibáñez vuelva a intentar sonsacarnos una sonrisa cin una serie e chstes especializados en los deportes de invierno, contados con su sentido del humor característico.Hay un predominio de las orejas en espiral, aunque tambien vemos alguna curiosa oreja en forma de C con volumen (o invertida dependiendo de donde mire el personaje), para dar la sesación de oreja de soplillo vista de perfil.

 Ahora es Escobar quien dedica una página doble al deporte invernal por excelencia. Tambien nos felicita las fiestas, esta vez a página única.

Y como ya henos señalado, Conti era mas chistero que historietista, colaborando con esas chispas de humor a una sola viñeta en diversas publicaciones del país que no eran precisamente revistas de historietas, desde periódicos de información generel, como ABC (con lo que el ABC tenía en aquel entonces de "informativo"... ahora no me voy a meter en camisa de once varas), hasta revistas de información cardíaca o rensa rosa, como Hola. Os dejo dos páginas con chistes de temática navideña, una espacial y otra algo tétrica.

El trazo de Gosset, especialmente cuando dibujaba chistes, siempre fué muy parecido al estilo de Conti. A continuación una muestra de chistes despidiendo el año 63.


La página anterior formaba pareja con la siguiente, de Peñarroya, que se remontaba un siglo en el pasado para ofrecernos chistes añejos. En ambas páginas hay pequeñas glosas con dibujitos de ¿Blas Sanchís? Juzgadlo vosotros. Tambien de Peñarroya unascuriosidades japonesas ilustradas por un Peña japonesizado a la sazón.
Y ahora no cabe duda, pues la autoría de la historieta es de Blas Sanchís, con la "gracia" que le caracterizaba. Al lado una tira vertical de un deportivo personaje del sempiterno aficionado al fútbol en particular y a los deportes en general, Peñarroya, Quinielo Futbolínez, y, como ya habreis notado, un dibujillo de Sacarino que aparece de tanto en tanto en este Almanaque haciendo de cicerone.


Y la mejor forma de acabar, con un maestro. Y todo un clásico del mismo, la Familia Cebolleta y Rosendo gaastando un bromazo por los Santos Inocentes que, no se que pensareis, pero siendo en el día señalado, tampoco hubiera cambiado mucho el final, surrealista por otro lado eso de irse de colonos al lejano Oeste.

En otro momento, más, otras dos décadas. Y creas o no en estas fiestas, o las sufras o disfrutes, Feliz Navidad, y que lo suyo sería decir feliz día de San Apapucio o feliz fiesta de la marmota... Total, es la expresión de un deseo que debería servir para cualquier día.
Bruguerianas Fiestas!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario