sábado, 9 de julio de 2011

La película de la semana (cuando veo película en la semana en curso) (9) +Películas basadas en tebeos: RED



Título: Red
Dirección: Robert Schwentke
Producción: Alec Hammond
País: Estados Unidos
Año: 2011
Fecha de estreno: 2011-01-28
Duración: 111 minutos
Reparto: Bruce Willis, Mary-Louise Parker, Morgan Freeman, Richard Dreyfuss, Karl Urban, John Malkovich, Helen Mirren, Brian Cox, Rebeca Pidgeon, Julian McMahon, Ernest Borgnine
Guión: Jon Hoeber, Erich Hoeber sobre el cómic de Warren Ellis
Música: Carl Sealove, Casey Stone, Christine Bergren, Julianne Jordan, Richard Ford
Fotografía: Florian Ballhaus
Montaje: Thom Noble

La película comienza con un ritmo lento, ligero. Por momentos parece que vamos a ver una comedia romántica, con un flirteo a distancia, y si no fuera por la información previa, igual alguno se echaría atrás, pero hay algo que nos hace despertar y cambiar automáticamente el chip, y es que de repente entran unos enmascarados en la casa del protagonista, y se lía la mascletá que no parará hasta los títulos de crédito finales.
(NOTA: Una mascletá (en valenciano, mascletada o mascletà y pronunciado [maskletà] ) es un disparo pirotécnico que conforma una composición muy ruidosa y rítmica que se dispara con motivos festivos en plazas y calles, normalmente durante el día; es típica de la Comunidad Valenciana (España). Recibe su denominación de los masclets (petardos de una gran potencia sonora) ligados mediante una mecha conformando una línea o traca. Éstas suelen sujetarse a mediana altura colgadas con cuerdas o alzados mediante cañones. Yo personalmente utilizo el término aplicándolo a películas en las que hay ensaladas de tiros y explosiones.)
En resumen, esta película va de espías de la CIA ya retirados y de cierta edad que van a recurrir a toda su experiencia para evitar que les maten, y además dar la vuelta a la tortilla. Sería una especie de Cowboys de Espacio (esa en la que unos jubilados van al espacio, del gran Clint Eastwood) solo que las edades de los protagonistas no está tan avanzadas. De hecho, el más joven de todos  los que conforman este peculiar Grupo Salvaje sería Bruce Willis, con 55 años.
Hace relativamente poco tiempo hablaba de Los Mercenarios, esa otra película de tiros y petardazos con Sylvester Stallone y una gran variedad de héroes de acción de los 80, y RED me recuerda a aquella, no solo por los tiros, sino porque se produce el efecto “El Coloso en llamas” (Como bien indica el propio  Warren Ellis en sus declaraciones ,que podéis ver más abajo), que consiste en que una película sin muchas pretensiones artísticas se ve de repente plagada de estrellas y actores muy conocidos. En el caso de RED tenemos estrellas (Bruce Willis, Morgan Freeman, John Malkovich,), actores muy conocidos (Helen Mirren, Richard Dreyfuss, Brian Cox, Mary-Louise Parker, Karl Urban) y un vestigio del viejo Hollywood, con unos estupendos 93 años: Ernest Borgnine.
Vayamos ahora por partes. El único de todos fogueado en cintas de acción es Bruce Willis. Interpreta al protagonista, Frank Moses. Willis debutó en 1980 junto a Frank Sinatra y Faye Dunaway, en “El primer pecado mortal” (Brian G. Hutton). Tras varios pinitos en la televisión (“Corrupción en Miami”, “Más allá de los límites de la realidad”), Willis participó en la serie “Luz de luna” (1985-1989) junto a Cybill Shepherd, en la que daba vida al detective David Addison . Un personaje que le valió un Globo de Oro y con el que comenzamos a conocerle. Tanto, que fue su trampolín al estrellato, consiguiendo su primer papel importante en cine en  1987 con “Cita a ciegas”, comedia que co-protagonizaba con Kim Basinger y que dirigía Blake Edwards, director con el que iba a repetir en su siguiente película, “Asesinato en Beverly Hills” (1988). En el mismo año 88, John McTiernan le llama para protagonizar a John McClane en La jungla de Cristal, personaje que le valdría para incorporarse al Olimpo de los Héroes de Acción de los 80 y que repetiría dos veces más (y otra ya en el presente siglo). Los años 80 y 90 fueron para Willis una sucesión de disparos y explosiones en cadena con películas como “El gran Halcón” (Michael Lehmann, 1991), “El último Boy Scout” (Tony Scott,1991), “Persecución mortal” (Rowdy Herrington, 1993), “El quinto elemento” (Luc Besson, 1997) o “Chacal” (Michael Caton-Jones, 1997) aunque también se ganó el respeto de un público menos palomitero con Quentin Tarantino (“Four rooms” y “Pulp fiction”), Terry Gilliam (“12 monos”) y M. Night Shyamalan (“El sexto sentido” y “El protegido”) sin dejar de ser, además un reclamo de garantía para la taquilla. De  sus últimas apariciones en la gran pantalla, ya mas calmadito (aunque tampoco mucho) destacaría “Hostage” (Florent Emilio Siri, 2005), “Frank Miller’s Sin City: Ciudad del pecado” (Robert Rodriguez y Frank Miller, 2005), “Planet terror” (Robert Rodriguez, 2007) o “Los sustitutos (Surrogates)” (Jonathan Mostow, 2009). Además hace un cameo en la mencionada Los Mercenarios y se dice, pendiente de confirmación, que estará en la segunda parte.    
En RED, Bruce Willis… hace de Bruce Willis. Y no solo es suficiente, sino que encima es de agradecer. A buen entendedor…
Helen Mirren es una de esas actrices que hacen válido el tópico utilizado para referirse a intérpretes de su estirpe. Es una Gran Dama del cine británico, y posee porte aristocrático. No en vano interpretó a Isabel I en la mini-serie “Elizabeth I” (2005)y al año siguiente recibió un Oscar por hacer de Isabel II en “The queen (La reina)” (Stephen Frears, 2006). También encarnó a la consorte real del rey Jorge III, la reina Charlotte en “La locura del rey Jorge” (Nicholas Hytner, 1993) que le valió su primera nominación al Oscar como actriz de reparto, además del premio a la mejor interpretación femenina en Cannes. Y encima ha sido la reina Gertrud  en una enésima versión de Hamlet (Celestino Coronada, 1976) y La verdadera historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca (Gabriel Axel, 1994). Esta inglesa se llama realmente Ilyena Vasilievna Mironov, y es nieta de un aristócrata ruso que se encontraba en Londres cuando comenzó la revolución de 1917. La única salida para él y su familia fue quedarse en el Reino Unido, donde el 26 de julio de 1945 nacería esta señora de que estamos hablando. Así que al rodar Red tenía 65 años. También, fuera de papeles regios, ha trabajado en títulos más ligeros como En estado crítico (Sidney Lumet ,1997), Secuestrando a la señorita Tingle (Kevin Williamson, 1999), Flower Power (Como una regadera) (Joel Hersman, 2000), o Las chicas del calendario (Nigel Cole, 2003). Pero tuvo que ser otro drama, Gosford Park (2001) de Robert Altman, el que le propiciara su segunda nominación al Oscar, como actriz de reparto. Su prestigio estaba fuera de duda, y así se encargó de demostrarlo la propia reina de Inglaterra, que en 2003 la nombró Dama del Imperio Británico. Y eso que Helen Mirren encarnó a una de las más legendarias enemigas de la primitiva monarquía británica, a la vez que de la misma sangre, esto es, a Morgana Le Fay en la mítica Excalibur de John Boorman (1981). Otros de sus trabajos en los 80 fueron “2010, odisea dos” (Peter Hyams, 1984), “La costa de los mosquitos” (Peter Weir, 1986) y “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” (Peter Greenaway, 1989). En los 90, Mirren centró su carrera en la televisión, y más concretamente en la serie de TV movies “Principal sospechoso”, en las que encarnaba a la Detective Inspectora Jefe Jane Tennison, uno de sus personajes más celebrados y sin duda el que más veces ha desempeñado.
Volviendo a RED, ver a Helen Mirren, interpretando a Vitoria y  disparando una ametralladora no deja de ser cuanto menos chocante. Impagable la escena en la que, vestida fastuosamente de gala con un señorial vestido blanco, deja grogui a un tipo de seguridad utilizando su pequeño bolso, que al parecer es una pertenencia personal de la actriz.
John Malkovich, de 57 años (siempre hablando de la edad que tienen todos al rodar esta película), acumula tanto prestigio como experiencia. Sin duda lo primero que llama la atención de este actor es lo extraño de su rostro y el extraordinario partido que le saca, siendo una presencia inquietante, aterradora, seductora, desquiciante… siempre al antojo de lo que el guión le pida a Malkovich. En 1984 formó parte del reparto de en “En un lugar del corazón” (Robert Benton), por la que recibiría una nominación al Oscar en calidad de actor de reparto. Esta película sirve para recordar que aunque Malkovich es un tipo con cara de malo es capaz de hacer llorar y enternecer al más pintado. Su siguiente filme fue la oscarizada “Los gritos del silencio” (Roland Joffé, 1984), y tras varios trabajos para la pequeña pantalla, co-protagonizó “El zoo de cristal” (1987) para Paul Newman, y “El imperio del sol” (1987) para Steven Spielberg, haciendo de cicerone de aquel niño que veía los aviones pasar con cara de embeleso desproporcionado, y que actualmente es Batman (o sea, Christian Bale). Sin embargo, su papel más célebre llegaría en 1988, el del pérfido Sébastien de Valmont de “Las amistades peligrosas” (Stephen Frears). La cinta sobre la decadencia de la nobleza dio paso al drama El cielo protector (1990), donde trabajó a las órdenes de Bernardo Bertolucci. Otro ejemplo del Malkovich del  lado oscuro fue su papel como antagonista de Clint Eastwood en” En la línea de fuego” (1993), cuyo trabajo le mereció su segunda nominación al Oscar. También se dejó ver en la última película de Michelangelo Antonioni, “Más allá de las nubes” (Antonioni y Wim Wenders, 1995), como Jekyll/Hyde en “El secreto de Mary Reilly” (Frears, 1996), como megavillano en “Con Air: Convictos en el aire” (Simon West, 1997) y como él mismo en “Cómo ser John Malkovich” (Spike Jonze, 1999). En los 2000, Malkovich ha sido F.W. Murnau en “La sombra del vampiro” (E. Elias Merhige, 2000), director de cine en “Vuelvo a casa” (Manoel De Oliveira, 2001), Tom Ripley en “El juego de Ripley” (Liliana Cavani, 2002), Gustav Klimt en “Klimt” (Raoul Ruiz, 2006), reverendo militante en “El intercambio” (Clint Eastwood, 2008) y ex analista de la CIA resentido en “Quemar después de leer” (Joel y Ethan Coen, 2008). En RED vuelve a ser un ex de la CIA, y su papel, histriónico, propio de un tipo paranoico que ve amenazas por todos los lados, por haber sido  víctima de los experimentos con LSD por parte del ejército USA, es el más divertido de todos. Es el típico papel que a más de un crítico le servirá en bandeja el escribir mal de este gran actor. Allá ellos. No obstante, cuidado, que no se me malinterprete; no es el papel de su vida este de Marvin Boggs.
Con 73 años tenemos a Morgan Freeman. Su primer papel destacado fue el de preso solitario de “Brubaker”, de Robert Redford (1980) aunque se hizo conocido internacionalmente interpretando al chofer sabio de “Paseando a Miss Daisy” (Bruce Beresford, 1989) por el que fue candidato a Mejor actor a los Oscar de ese mismo año. También en 1989 hizo del Sargento Mayor John Rawlins en “Tiempos de Gloria”. De la vergüenza atroz que supone en su filmografía el haber participado en aquel pastiche que pretendía ser una película de Robin Hood en “Robin Hood, Príncipe de los Ladrones” (Kevin Reynolds, 1991) y del fiasco en taquilla de “La hoguera de las Vanidades” (Brian de Palma, 1991) se recuperó sin duda con sus siguientes papeles, que afianzaron a Freeman como estrella. En 1992 interpreta a Ned Logan, aquel pistolero negro retirado que deja a regañadientes a su esposa para acompañar a Will Munny en su crepuscular trabajo en “Sin perdón” (Clint Eastwood), y que acaba expuesto, ya muerto, en la entrada del bar del pueblo, lo que despertará la ancestral ira de Munny. En 1994 encarna a Ellis Boyd 'Red' Redding en la película The Shawshank Redemption (Frank Darabont), o sea, “Cadena Perpetua”, basada en la novela “Rita Hayworth and the Shawshank Redemption” de Stephen King. Aquí nos regaló a aquel preso que llevaba casi toda su vida en prisión, acusado de asesinato, y que se convierte en el mejor amigo de Andy (Tim Robbins). En la novela de King, este personaje es un pelirrojo irlandés de mediana edad (de ahí lo de “Red”), pero desde la película, es difícil disociarle del físico del actor americano. Morgan Freeman alcanzaría el estrellato definitivo con “Seven” (1995), intriga criminal co-protagonizada por Brad Pitt y dirigida por David Fincher. Posteriormente acompañó en el reparto a Ashley Judd en “El coleccionista de amantes” (1997) y “Toda la verdad” (2002), debutó como productor con “Bajo sospecha” (2000), producida por su compañía Revelation Entertainment, intervino en “El cazador de sueños” (2003) de Lawrence Kasdan, interpretó a Dios en “Como Dios” (2003) y en su secuela, "Sigo como Dios" (2007), y, entre otras películas, co-protagonizó el film de Clint Eastwood “Million Dollar Baby” (2004), por el que ganó el Oscar en la categoría de mejor actor secundario.
En "El Caballero Oscuro" (2008), película sobre Batman, interpretaba a Lucius Fox. En "Wanted (Se Busca)" (2008), otra película basada en un comic, era Sloan, miembro de una organización de asesinos en la que también se encuentra Angelina Jolie. En "The Code" (2009) hacía equipo con Antonio Banderas para realizar un robo, y en "Invictus" (2009) interpretó a Nelson Mandela, papel por el que optó al Oscar como mejor actor principal. En RED es Joe Matheson, el miembro con mas rango y más veterano de este grupo.
Esto es en lo que se refiere al grupo de los “buenos”. Les acompaña Mary-Louise Parker, actriz que empezó fuerte en 1991 con “Grand Canyon”  de Lawrence Kasdan y “Tomates Verdes Fritos” (Jon Avnet), pero luego se dedicó más al teatro aunque siguió apareciendo en la gran pantalla en producciones como “El Cliente” (Joel Schumacher, 1994), “Balas sobre Broadway” (Woody Allen, 1994), “Retrato de una Dama” (Jane Campion, 1996) o “El Asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford” (Andrew Dominik, 2007). Su gran éxito es la serie de Showtime, “Weeds”, donde interpreta a Nancy Botwin. Ahí donde la veis cumple 47 años el próximo 2 de Agosto, lo que hace a esta guapa actriz la más joven de este grupo. Sarah es el nombre del personaje que inicia una relación Telefónica con Frank y termina implicada en estos turbios asuntos hasta la médula, una especie de invitado. Sería como la representación del espectador que asiste sorprendido a las andanzas de los protagonistas, mientras sentimos cierta admiración por ellos, o tal vez que deseamos en algún momento ser ellos.  
          
Completan el reparto los malos y los que no son buenos ni malos, sino que están en medio. Como alguno puede resultar sorpresivo y reventar giros dramáticos de la película, me abstendré de encasillarlos. Desde que debutara en 1964, Richard Dreyfuss (63 años) estuvo trabajando para televisión casi de forma exclusiva durante los 60 y los 70. En el cine, tuvo pequeños papeles en “El graduado” (Mike Nichols, 1967) y “Juventud rebelde” (Arthur Dreifuss, 1968), aunque sus papeles más importantes llegaron en los 70: Dreyfuss interpretó al gángster Baby Face Nelson en “Dillinger” (John Milius, 1973) y protagonizó “American graffiti” (George Lucas, 1973), aunque fueron sus dos trabajos a las órdenes de Spielberg, “Tiburón” (1975) y “Encuentros en la tercera fase” (1977) los que revalorizaron su estatus. Desde entonces, Dreyfuss ha participado de un sinfín de títulos con más o menos suerte: “Mi vida es mía” (John Badham, 1981), “Para siempre” (Spielberg, 1989), “La noche cae sobre Manhattan” (Sidney Lumet, 1996), “Silver City” (John Sayles, 2004) y “Poseidón” (Petersen, 2006).
Brian Cox, con 64 años, fue el primer Hannibal Lecter, en “Hunter” (Michael Mann, 1986) y el tío de William Wallace en “Braveheart” (Mel Gibson, 1995). También lo vimos en “Medidas desesperadas” (Barbet Schroeder, 1998), “Academia Rushmore” (1998), “X-Men 2 (Bryan Singer, 2003), “El mito de Bourne” (Paul Greengrass, 2004) y “Zodiac” (Fincher, 2007).

Y con 94 añazos, el mítico Ernest Borgnine (de verdadero nombre Ermes Effron Borgnino), en activo desde 1951 y actor de títulos tan imprescindibles como “De aquí a la eternidad” (Fred Zinnemann, 1953), “Johnny Guitar” (Nicholas Ray, 1954), “Veracruz” (Robert Aldrich, 1954), “Conspiración de silencio” (John Sturges, 1955), “Marty” (Delbert Mann, 1955) -versión de una serie de televisión y por la cual gana el Óscar de la Academia al mejor actor-, “Los vikingos” (Richard Fleischer, 1958), haciendo de el Rey Ragnar, “El vuelo del Fénix” (Aldrich, 1965), “Doce del patíbulo” (Aldrich, 1967), Grupo salvaje (Sam Peckinpah, 1969), El abismo negro (Gary Nelson , 1979). “La aventura del Poseidón” (Ronald Neame, 1972), donde interpreta al decadente e irritable detective Mike Romo, “Convoy” (Sam Peckinpah, 1978), “1997: Rescate en Nueva York” (John Carpenter, 1981) y “Gattaca” (Andrew Niccol, 1997). Las principales características actorales de Borgnine residen en su fuerte y brusca presencia física, que se transmite a su interpretación igualmente, con una gran credibilidad. Además, ha doblado a Tritón Man (Sireno Man en Hispanoamérica) en la serie de dibujos Bob Esponja.

Con un total de 518 años, y un promedio de 64,75, este es el elenco de esta película, que se ve completado con los jóvenes Karl Urban, (Eomer en “Las dos torres” (2002) y en “El retorno del Rey” (2003), y en "Star Trek" (2009) interpretaba a Bones McCoy), Rebecca Pidgeon (esposa de David Mamet y actriz en sus películas)y Julian McMahon(Cole Turner en Embrujada y el Dr. Muerte en Los Cuatro Fantásticos).


RED es una propuesta divertida, amena y que combina de forma adecuada la acción y el humor, cumpliendo  con creces su principal objetivo, esto es, el de hacer pasar un buen rato al espectador. Robert Schwentke, el director, cumple sus labores competentemente, pero es más un artesano al servicio del espectacular reparto. Que luego igual no fue así, pero es la sensación que da. No voy a entrar al trapo de la fidelidad al cómic o si la adaptación es válida. El cómic es el punto de partida, pero son dos medios distintos, y cada uno tiene su lenguaje y sus formas. Y ninguno es mejor ni peor, sino todo lo contrario.
Además, se está anunciando ya que habrá segunda parte… como ocurre con “Los Mercenarios”.
Algunas curiosidades.
Durante el rodaje en Toronto, la policía recibió varias llamadas telefónicas denunciando fuego de ametralladora confundiendo los vecinos los efectos especiales con fuego real.
Meryl Streep fue considerada para el papel de Victoria.
Al entrar en elcontenedor de armas de Frank, Marvin coge una ametralladora y comenta que es una "K" sueca. El arma es una Kpist m/45, utilizada por el ejército sueco hasta 2007. También se hizo bajo la licencia de Smith & Wesson con la designación "mod. 76". Fue utilizado por las Fuerzas Especiales de EE.UU. debido a su estabilidad en condiciones muy duras y no es improbable que Marvin hubiera utilizado durante su servicio. 
Brian Cox también participó en la película Red de 2008, totalmente ajena a esta´.
Brian Cox y Helen Mirren interpretan a un espía ruso y británico, respectivamente. En la vida real, su ascendencia se invierte: Brian Cox es británico y Mirren, aunque nacida en Inglaterra, tiene ascendencia rusa.
En la escena en la que Victoria saca la bala del brazo de Frank, se puede ver una botella de vodka Sobieski de Polonia, que está patrocinado por Bruce Willis
El personaje del falso dictador africano que hace Morgan Freeman es llevado en una limusina Mercedes 600 Pullman, una de las favoritas de los líderes del mundo, incluyendo muchos dictadores como Nicolae Ceausescu, Josip Broz-Tito, Fidel Castro, Pol Pot, Enver Hoxha, Leonid Brezhnev, Kim Il-Sung, Kim Jong-il, Idi Amin, y Ferdinand Marcos.
La fecha de nacimiento que se puede ver en el expediente de Frank Moses es el 19 marzo de 1955, que es la fecha real de nacimiento de Bruce Willis.







 WARREN ELLIS HABLA DE RED (PELÍCULA)

RED, el libro, tiene 66 páginas. Si se van a filmar 66 páginas del cómic se podrían obtener, alrededor de 40 minutos de película. Eso si se añade un número musical. La proporción página de cómic con minuto de cine es bastante mala. Una adaptación directa de una novela gráfica de 150 páginas podría, si te esfuerzas, conseguir una película de 100 minutos. Pero es poco probable, debido al diferente uso del timing de los cómics y las películas.
Así que, sí, RED la película es muy diferente. Entre otras cosas porque se necesita generar más material que el libro. De hecho, es mejor considerar RED como un cuento corto que se adapta al cine.
RED-el-libro es también una especie de pieza de cámara. Fundamentalmente, hay sólo cuatro caracteres. (Y un montón de gente a la que matan.) Ahora, si bien se puede perfectamente hacer una película con sólo cuatro personajes - o incluso sólo uno de los personajes - esas películas no suelen ser masivas propuestas comerciales. Y el meollo está en el negocio de hacer películas comerciales. Además, era necesario ampliar RED de una media hora a una hora y media. Así que, sí, hay un montón de nuevos personajes.




Los nuevos personajes están todos en  la misma línea de trabajo como (Paul en el libro, Frank en la película) Moses. El tema es, en parte, sobre las bombas sin explotar del siglo 20.
No creo que ninguno de los nuevos personajes sea malo. Además, ¿has visto la lista de actores que se firmó para los personajes? Bruce Willis como Moses, sí. Pero también: Morgan Freeman, Mary-Louise Parker, John C. Reilly, Helen Mirren, Julian McMahon, Brian Cox, Ernest Borgnine y Richard Dreyfus. Me recuerda un poco a las películas de los años 70 como El coloso en llamas, que tenía a todos los actores que querías ver en una película a la  vez. RED es un poco así, sólo que con más armas automáticas.
El tono: no, la película no es tan espinosa como el libro. El libro es bastante sombrío. Pero también es bastante corto. Cuando vendes los derechos de un libro, se compra la potestad de adaptar de la manera que mejor les parezca. Puedo aceptar que ellos querían una película más ligera y, como he dicho antes, el guión es muy divertido y tenso como un tambor. No lo han adaptado mal. Las personas que han disfrutado de la novela gráfica tendrán que aceptar que es una adaptación y que, por definición que va a ser diferente del libro. La película tiene el mismo ADN. Conserva los bits que están muy claramente en el libro, así como, por supuesto, la trama general. Pero es, sí, más ligero y más divertido. Y si alguien tiene un problema con eso, os digo una vez más:
Helen Mirren con un rifle de francotirador.

Quiero decir, si no quieren ver una película con Helen Mirren con un rifle de francotirador, no estoy seguro de que es lo que quieren ver.






Con motivo del estreno de RED, y a efectos promocioales y recaudatorios, Wilstorm editó cuatro "One-Shots" de RED, si tener nada que ver con los autores originales de la novela gráfica, protagonizados por cada uno de los principales personajes. Os he mostrado solo las portadas porque su calidad me parece ínfima. De hecho, sólo el dedicado a Victoria tedría un pase gráficamente hablando... y ya se puede uno imaginar como serían los que no muestro.












3 comentarios:

  1. Hablas con verdad. La película es disfrutable -saborable- de principio a fin. Todos los actores "grandes" muy bien homenajeados. Adorable, sin duda, Malcovich y el gran Borgnine. El Dreyfuss de villanazo, muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Ya que andas en eso, deberías subir completo el comic de RED jejejeje

    : )

    por si pega el chicle, o lo que es lo mismo... la Chalupa y... Buenas!

    ResponderEliminar
  3. Me lo pensaré, posiblemente en forma de serial, ya que son muchas páginas!

    ResponderEliminar