martes, 26 de julio de 2011

Hoy no hay Galería de Linternas Verdes


Hoy no hay galería de Linterna Verde. O al menos del Linterna Verde de la Tierra. Por razones que no voy a mencionar, me niego a poner hoy una sola imagen de este súper héroe. Por el contrario, hablaré de su némesis. Siniestro. Y es que por mucho bien que pueda llegar a haber en el Universo, siempre habrá algo detrás que lo estropeé todo, o quizás lo haga más interesante, depende de cómo se mire. Oculto en la sombra y ejerciendo una nefasta influencia opera el mal, causante de las desgracias del mundo, de los impuestos, el calentamiento global y del desamistamiento de dos personas en el Feisbuc! Los malos son la razón de vivir de los buenos, sólo para que ls malos nos dejen vivir. En paz.
Siniestro tiene la dudosa distin­ción de ser el primer miembro de la Sociedad Linterna Verde que fuera corrompido por el poder que contiene un anillo.
Un buen día, el sector espa­cial 1417 requirió de un nuevo Linterna Verde, y los Guardianes del Universo eligieron a Siniestro de Korugar. Valiente, intrépido y poseedor de una fuerte voluntad, Siniestro resultó ser una elección excelente. Aprendió bien sus lec­ciones y pronto demostró ser un capaz protector de toda la población del sector. Con el tiem­po, fue rápidamente reconocido como el más influyente y dedica­do de la Sociedad Linterna Verde.
Los Guardianes enviaban nuevos miembros de la Sociedad a Siniestro, de manera frecuente, para que los entrenara. Hal Jordán, el Linterna Verde del sector 2814, fue inicialmente entrenado por Kilowog. pero se le pidió a Siniestro que instruyera al Linterna Verde con base en la Hería, para un trabajo más inten­sivo. Jordán y Siniestro crearon un lazo de amistad que posterior­mente resultarla la ruina de Siniestro. Una vez que se ter­minó el" entrenamiento, Siniestro volvió a Korugar y continuó con su vida y sus deberes; pero el uso de su anillo le abrió los ojos a las posibilidades que cantidad alguna de entrenamiento serla incapaz de anticipar. Vio que la gente accedía a sus deseos sim­plemente porque usaba la más­cara y el uniforme de la Sociedad Linterna Verde. Tan embriagado­ra autoridad (y las ganancias que de ella provenían) comenzaron a corromper a Siniestro, y el bien querido héroe se convirtió en un ser temido y finalmente despre­ciado.

Siniestro se proclamó regidor de Korugar, uniendo al pueblo bajo una infeliz dictadura. Descuido sus deberes hacia el sector espacial, lo cual terminó por atraer la atención de los Guardianes.
Los Guardianes le retiraron a Siniestro su anillo de poder y lo desterraron al universo antimate­ria de Qward. Humillado por su rápida pérdida de poder, Siniestro se encontró aprendien­do nuevas lecciones de los béli­cos qwardianos, quienes tenían apariencia humanoide y eran hábiles en la construcción de armas. Los líderes de Qward repararon en la recia personali­dad de Siniestro, quien describió su caída a manos de los Guardianes, y su ansia de ven­garse. Tras saber de los anillos y su fuente de poder, los qwar­dianos buscaron desarrollar su propia versión de los mismos.
Se creó un anillo de tales carac­terísticas, un anillo amarillo que utilizaba un tipo de energía simi­lar, pero que sólo usaba la zona amarilla del espectro, la debilidad de los anillos de poder creados por los Guardianes.




Así impulsado, Siniestro volvió al universo de energía positiva, y se dispuso a buscar venganza, primero contra los Guardianes y luego en Oa. Logró escapar, con su odio más profundo que nunca. Para alardear de su poder ante los Guardianes y la Sociedad, usó tecnología avanzada para destruir sistemas solares enteros, con sus civilizaciones.



El nivel de destrucción llevó con­tra Siniestro a todas las fuerzas de la Sociedad Linterna Verde, quienes tomaron justicia por sus propias manos. Al ser condenado a muerte por un voto mayoritario, Siniestro rió al último, dado que aquéllos que lo ejecutaron igno­raban que los Guardianes habían programado su Batería de Poder Central para autodestruirse, en el caso de que eliminaran a un korugariano con su energía verde. Poco después de la muerte de Siniestro, su alma se incorporó a la Batería de Poder, misma que se desmoronó. Así, el alma de Siniestro permaneció dentro de la Batería, negándosele un descanso final y forma alguna de paz.
Como era de esperar, mala hierba nunca muere, y Siniestro, dentro de la Batería, activó a Parallax, la impureza amarilla, y comenzó su manipulación sobre Hal Jordan. La posesión de Parallas sobre Hal llevó a la completa destricción de los Corps y permitió simular la muerte del propio Siniestro a manos de Hal. Pero la muerte simulada acabó ante el inminente regreso de Jordan. Tras una batalla contra Rainer y Jordan, Siniestro regresó una vez mas al Universo antimateria.
 Siniestro es un estratega magis­tral y un combatiente supremo. Tiene la habilidad de analizar y actuar sin duda en cualquier situación. Su naturaleza intrépida le ha permitido desafiar a la muerte una y otra vez. Siniestro destacó entre los Linternas Verdes, en lo que se refirió a encuentros militares y situa­ciones de grupo. Daba órdenes a un grupo con la misma facilidad, con la cual manejaba encuentros sin ayuda. Poseía un talento na­tural que lo convertía en el can­didato perfecto para la Sociedad.
Con o sin anillo de poder. Siniestro es un oponente formi­dable para cualquier ser cons­ciente del universo conocido.
Pero Linterna Verde, el de la Tierra, sea cual sea el que toque, tiene más categoría moral.



8 comentarios:

  1. ¿Por qué? El malo es Siniestro... Al menos veo que lees y comprendes, aunque sea lo incomprensible.

    ResponderEliminar
  2. Tengo la impresión de que supieras cosas que yo ignoro sobre la Linterna Verde de la Tierra.

    ResponderEliminar
  3. No. Todas las historias han sido ya escritas, sólo las podemos adornar de una u otra manera. Y cualquier historia la podemos adaptar para que sea nuestra hstoria. Esa es la habilidad de los astrólogos o agoreros. En esta ocasión, aprovechando el verdismo del héroe, no he hecho mas que contar la historia de Siniestro introduciendo una simple frase que ha trastocado para determinados lectores el sentido de la historia. Es que estaba ya cansado de escribir cuando he accedido a mi correo primario, pues el Miajilla funciona (con espléndida definición gráfica)no ya con un secundario, sino con un terciario.

    ResponderEliminar
  4. Ah, otra cosa sin nada que ver con esta. Me han enlazado en http://www.tebeosfera.com se llama el enlace Cacos de Bruguera...

    ResponderEliminar
  5. Lo malo es que enlaza directamente con la entrada sobre Maff y Osso, sería mejor que el enlace llevase a todos los «posts» con la etiqueta «cacos», bien fuese por el más reciente o bien por el más antiguo (aunque de momento sólo hay dos).

    Entonces, ¿ya no acostumbras utilizar el que fuera correo pri-mario?

    ResponderEliminar
  6. Si utilizo el pri-mario, pues por algo es el pri-mario, pero llevaba unos días sin mirarlo.

    ResponderEliminar
  7. Parece mentira los comentarios públicos del miajilla se hayan erigido en el único medio de comunicación entre nosotros. Pero mejor eso que la Tercera.
    —A lo mejor el galle...
    ¡¡¡PTAF!!!

    ResponderEliminar