jueves, 7 de julio de 2011

Historias del Frikismo; Ranking personalizado de los Robots en el Cine:Gort


GORT, de Ultimátum a la Tierra 


Gort, el brillante, sin fisuras, el robot metálico de Ultimatum a la Tierra, una obra mestra del cine de ciencia ficción dirigida en 1951, es una de las imágenes robóticas míticas en la Historia del Cine. Armado con un poder capaz de estremecer al mundo, su misión es hacer cumplir el edicto de Klaatu a la población terrestre: mantener la paz. Sin embargo, en los años cincuenta, los robots tenían que ser representado como asesinos despiadados para atraer al público, por lo que la misión de paz se veía tregiversada en los carteles promocionales.Ultimatum a la Tierra, la primera y brillante incursión cinematográfica del prestigioso Robert Wise en el género de la ciencia-ficción, es sin duda todo un clásico de género que se filmó en plena guerra fría y que a diferencia del resto de las producciones de aquella época tuvo la idea original de mostrar lo benigno y sociables que pueden llegar a ser nuestros vecinos los extraterrestres. Hasta que no llegó Spielberg con sus "Encuentros en la Tercera Fase" 26 años más tarde, los extraterrestres que nos visitaron en el cine siguieron siendo malos.

 Gort fue encarnado (o “enmetalizado”) por el actor Lock Martin, un ex portero del Grauman (ahora Mann) Chinese Theatre en Hollywood, de de 2 metros y 30 centímetros de estatura. La frase "¡Gort! ¡Klaatu barada nikto!" forma parte de la cultura cinéfila, usándose posteriormente en muchas películas, juegos y otras obras. Por cierto, si navegais con Mozilla Firefox poned en la barra about:robots…
 El traje de Gort fue diseñado y creado por Perkins Bailey. Gort es un robot enorme, sin juntas, que parece estar construido de una sola pieza de "metal flexible". Para conseguir ese efecto se utilizaron dos trajes: uno con una cremallera detrás y otro con una cremallera delante. Según el ángulo de la toma, Martin se cambiaba los trajes para que no se notara. También hubo una réplica de fibra de vidrio para las escenas en que Gort permanece inmóvil.




Gort está  basado en Gnut, el robot protagonista de "Farewell to the Master" de Harry Bates, narración original en la que está basada la película. En la historia original, al final se hace evidente que el amo es Gort y no Klaatu.
En la película, la relación entre el robot y el humanoide no está tan definida, aunque en cierto momento Klaatu le describe como miembro de una fuerza policial interestelar “para patrullar por los planetas… y salvaguardar la paz." También afirma que "No hay límites en lo que Gort podría hacer. Podría destruir la Tierra."
Hay una réplica de Gort de tamaño natural expuesta en el Science Fiction Museum and Hall of Fame de Seattle.
La película:

Klaatu (Michael Rennie) y Gort (Lock Martin), su robótico compañero de viaje, llegan a Washington DC, en un platillo volante. Klaatu es el emisario de una federación planetaria que ha estado observando la Tierra desde hace muchos años, y lleva consigo una advertencia: la tierra debe finalizar sus pruebas atómicas y abstenerse de exportar sus agresivas manías bélicas al espacio o el planeta será destruido. Para enfatizar el poder que tiene, Klaatu apaga la energía eléctrica de la Tierra durante 30 minutos.
Tomando un nombre falso, Klaatu se mezcla con la gente la Tierra, haciendo de amigos y aliados al profesor Barnhardt (Sam Jaffe) y Helen Benson (Patricia Neal) y su hijo Billy (Billy Gray).



Lamentablemente, las naciones del mundo se toman a  broma a Klaatu, que es abatido a tiros por los militares en su regreso al platillo. Entonces, Helen activa Gort, que destruye a los soldados y sus armas reanima a Klaatu utilizando la impresionante tecnología del platillo. Mientras se prepara para partir, Klaatu repite su advertencia: “aprended a vivir en paz o serán destruidos por robots policía como Gort, a la que toda autoridad ha sido confiada”.
Hay una serie de similitudes religiosas en la película: el nombre que Klaatu adopta para mezclarse con los terrícolas es Mr. Carpenter (Carpintero), ya que ha venido a salvar la Tierra de sus pecados, es asesinado y resucitado, y asciende al cielo.
La música, del maestro Bernard Herrmann fué la primera que compuso tras su llegada a Hollywood y se tema principal uno de los más reconocibles de la música del cine, además de ser, como toda la película en conjunto, una obra maestra.
Luego hubo una versión en 2008, pero esa es una historia completamente diferente…
Si, también hay quecos de Grot y Klaatu...slurp...


No hay comentarios:

Publicar un comentario