sábado, 18 de junio de 2011

Chistes de Ibáñez (3)

Unos antiquísimos, otros con una temática políticamente incorrecta (...), siempre mostrando tópicos que, aunque (n)os puedan parecer de mal gusto, son parte de la base del humor, que aparte de darle de comer, era lo que Ibáñez siempre ha querido...















5 comentarios:

  1. «La navidad del fantasma» es un caso singular: el dibujo típico de las orejas en espiral, pero sin orejas en espiral.

    ResponderEliminar
  2. Si lo dices, muxhaxho, porque los fantasmas, al menos esto, no tienen orejas, estás casi en lo cierto, y digo casi porque en el penúltimo chiste salen seres vivos cuyas orejas adoptan esa expresión de movimiento rotatorio en expansión tan universal.

    ResponderEliminar
  3. Ya, ya sabía yo que te ibas a aferrar a esas únicas dos orejas galácticas en una única viñeta de toda una página (la excepción en una página excepcional) para contradecirme. Qué afán de controversia.

    ResponderEliminar
  4. No es controversia, es que la ausencia de orejas en espiral en plena época de orejas en espiral por ausencia de orejas en espiral no significa que no se pueda hablar de época de orejas en espiral. Y por cierto, algún día publicaré un post en el que vengo trabajando sobre las "épocas ibanezcas". Permanezcan a la espera, pero háganlo sentados...

    ResponderEliminar
  5. A mí me marcaron las orejas en espiral. Siempre que veía una historieta de Mortadelo y Filemón, o cualquiero otra con orejas en espiral me decía... ¡vaya! La época de las orejas en espiral.
    Qué curiosa época, qué extraña costumbre.
    Como la otra época, de las narices acabadas en pico y con orifico nasal redondo y en espiral...

    ResponderEliminar